Sobre la intencionalidad secundaria de las emociones

Pilar Fernández Beites

Resumen


En este artículo se esboza un mapa fenomenológico de la afectividad a partir de la clasificación propuesta por Scheler en la que se distingue el “percibir afectivo” (Fühlen), que es intencional y tiene por objeto los valores, y los “estados sentimentales” (Gefühlszustände), que carecen de la intencionalidad estricta del percibir afectivo. Las clásicas emociones se inscriben en los estados sentimentales divididas en dos grupos: las “respuestas afectivas” y las “meras emociones” (las “reacciones de respuesta emocionales” [emotionale ‘Antwortsreaktionen’ ] y las “emociones” [Affekte], en terminología scheleriana). Las respuestas afectivas carecen de la intencionalidad estricta del percibir afectivo, pero poseen una “intencionalidad secundaria” que es correcta por adecuarse al percibir afectivo; en las meras emociones la intencionalidad secundaria es incorrecta o llega incluso a desaparecer. 


Palabras clave


causalidad; motivación; comprensión; actitud personalista; actitud naturalista

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.21898/dia.v58i70.117


Copyright (c) 2016 Diánoia. Revista de Filosofía