Una consolación ante la muerte por medio de una teoría pascaliana de las desdichas del hombre perdurable

Marcio Recial

Resumen


Se ofrece una consolación ante la muerte que puede resultar atractiva para personas de un carácter quizá inusual, ligado al deseo incondicional de vivir para siempre. Se da por supuesto que la muerte es mala para alguien si lo priva de algo bueno, y también que la muerte es infinitamente mala para alguien del carácter mencionado si lo priva de una vida física perdurable. Además, se argumenta que la muerte parece privarnos de esto precisamente, pues parece que en el futuro será tecnológicamente posible prolongar indefinidamente la vida física. La consolación es que una vida física prolongada por medios tecnológicos sería infeliz para gente del carácter mencionado: les preocuparía permanentemente perder algo infinitamente bueno —la vida física perdurable. Un argumento similar al de la apuesta de Pascal incluso muestra que para estas personas todas las líneas de acción significarían un mal ponderado infinito.


Palabras clave


 inmortalidad; apuesta de Pascal

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.21898/dia.v48i50.424


Copyright (c) 2016 Diánoia. Revista de Filosofía